El mejor entre los “mejores”

El Real Madrid debe ser uno de los tres mejores equipos del mundo en estos tiempos, parece. Y de local el Real Madrid debe ser uno de los dos mejores equipos del mundo en la actualidad. Tal vez sea el mejor hoy en día en su casa, el Bernabéu. El Real Madrid que le llevaba siete puntos de ventaja al Barcelona hace pocas fechas, venía de ganarle nada menos que al Bayern Munich por la Champions, y su rival, Barcelona, de caer inobjetablemente ante Juventus y quedar afuera de la Champions. Real Madrid se puso en ventaja en su casa y el partido parecía que se iba a consumir sin que ambos ratificaran que son dos de los tres mejores del mundo en la actualidad. Pero Real Madrid, con todas sus estrellas, cayó ante Barcelona en el minuto 92. Y en ese 3-2 en contra su “castigador” fue Lionel Messi, quien le marcó dos goles de su sello (golazos) al principio y en el descuento. Igual Real Madrid sigue como líder en la Liga (compartido con los catalanes, claro) pero tiene pendiente su partido con Celta. O sea que depende de si mismo. Depende de si mismo como depende de si mismo Messi, pero en su caso también depende de él su equipo Barcelona. Y depende de Messi el Real Madrid. Como se vio en Madrid. Y como se vio en cada uno de los 23 goles que el rosarino le anotó al equipo de los generales. El cuarto equipo en España más castigado por el dueño de los 500 goles en Barcelona, es precisamente el Real Madrid, que lo sufrió en aquella cantidad. Para para ver que los más fuertes dependen de Messi, los otros castigados son Sevilla (29), Atlético Madrid (27) y Valencia (24).
O sea que Messi engorda sus estadísticas con los tres más grandes de España (Real, Atlético y Valencia, y tiene otro grande en la veintena también, el Athletic de Bilbao con 22).
Y como yapa este Messi hizo dos y pudo hacer más, eludiendo “guadañazos” de blancas palomitas reales y recibiendo negras patadas, golpes en la cara (Marcelo, aunque sin intenciòn) y zancadillas de todo tipo y violencia (para contradecir a quienes dicen “en Europa lo dejan pasar”).
Quién le llena la canasta especialmente a los más grandes, y en sus casas más aún, no es un indolente o un híbrido como me quieren hacer creer muchos. Aunque no practique histrionismo, quien hace eso es alguien que está en la historia en el primer lugar del podio, y cada tanto se baja y se divierte ante los más poderosos. ¿Su principal entretenimiento?